Inicio <   Hora
PROXIMOS EVENTOS




Nito



Noticias
Uruguay, y su camino para alcanzar el 4to puesto del Mundo en el 2016!!

Uruguay, y su camino para alcanzar el 4to puesto del Mundo en el 2016!!


Una vez más nuestro país sigue escribiendo su nombre en la historia grande del Pádel Mundial!! Contra los pronósticos (no los nuestros) y contra la adversidad, los Uruguayos se revelan y trepan a la cúspide del padel Mundial, para verse de frente con los profesionales de este deporte, literalmente una “NBA” que forman la elite del pádel Mundial!


En el XIII° Mundial de Pádel en Portugal, nuestro país compitió en ambas ramas, y logró significativos resultados entre los 16 países clasificados. La ciudad de Cascais albergó el máximo evento Internacional en una Sede fantástica, como lo fue “Quinta da Marinha”, mientras que la Ceremonia de apertura se llevó a cabo en el exclusivo salón del Casino de Estoril, en un entorno espectacular, a la altura del prestigioso evento.

 

 

 

Lejos de los primeros Mundiales de Pádel, como aquel que inició en 1992, donde participaban no más de 8 países, con pocos profesionales, sin globalización, sin internet, y sin un Circuito profesional que mueve millones de dólares en Europa, nuestro país, que supo vivir aquella “fiebre del pádel” de los 90´, y donde merecidamente destacó, con jugadores que vivían del nuevo deporte que causaba furor, pero un furor que duró apenas unos 5 o 6 años en la región, debió reponerse ante la indiferencia, y con el tiempo decantarse en el tratamiento deportivo que siempre debió haber tenido.

 

A la actualidad el Pádel es practicado por más de 6 millones de personas en el mundo, la mayoría concentrada del otro lado del Atlántico, y si bien está su práctica presente en todos los continentes, y en más de 60 países, aún sigue afianzándose en el planeta, y al día de hoy son 28 las Federaciones Nacionales que conforman la Federación Internacional de Pádel (FIP), y que también son de mayoría europeas, más allá que se prevé desde la propia FIP que en el correr de los próximos 2 años podrían llegar a ser 50 los países afiliados de acuerdo a la cantidad de solicitudes formales recibidas de todo el mundo, en un deporte que, superando etapas naturales si se lo analiza en retrospectiva, sigue en continuo desarrollo.

 

En Uruguay a partir del año 97/98´, nuestro deporte empezó a sufrir la caída regional, y sin siquiera una Federación Nacional reconocida quedó naufrago, hasta que en agosto de 2006 la AAP fue reconocida como ente rector (Federación). A partir de allí, se le dio el tratamiento como deporte desde la base, se trabajó por un status deportivo adecuado, tanto en el ámbito nacional como el Internacional, y se propiciaron un sinfín de actividades en busca de desarrollarlo, con clara presencia Nacional, con el Circuito oficial Uruguayo descentralizado, y con una constante participación Internacional, pasaron cientos de deportistas en estos últimos 11 años, y Uruguay estuvo presente en todas las competencias Internacionales importantes, incluyendo Juveniles. Si bien hay un cálculo de más de cinco mil jugadores en el territorio nacional, aún sigue consolidándose la práctica federada y de alto rendimiento, y más aún sabiendo que los deportistas celestes son, al igual que el pádel en Uruguay, amateurs.

 

La actualidad global, rebasa ampliamente los inicios, y ya hace 2 Mundiales se tienen que jugar clasificaciones para ingresar al selecto cuadro principal de 16 países que disputan, cada dos años, los Mundiales Absolutos. Si bien el dominio de Argentina (con su selección masculina radicada en Europa) y España, con Brasil pegado, hacen una diferencia, la preparación de los países hace honor a las infraestructuras con las que cuentan en su gran mayoría, y al profesionalismo cada vez más presente en sus deportistas, situación que se palpó claramente en el último Campeonato del Mundo.

 

Ahí es donde, enfrentándose con la “desventaja”, los celestes sacaron a relucir el orgullo y las características que consiguen resaltar a tantos compatriotas en el mundo, y en diversas actividades. Aunque nada de esto nace de la casualidad. Uruguay, que es respetado, pero pocas veces favorito, se encarga de romper análisis externos, y tiene una dirección interna que sabe hacia dónde se dirige, tanto cuando está arriba en la pirámide de resultados, como cuando no lo consigue. Hay instaurada una filosofía de progreso, que siempre apunta hacia los objetivos, no siempre por los mismos caminos, porqué las realidades actuales hacen que sea muy importante adecuarse y transformar las diferentes complicaciones que traen los desafíos, en situaciones que reditúen en positivo, dejando el mejor panorama posible, no sin errores, porqué desde allí se aprende, pero sí sabiendo hacia donde nos movemos, y con la convicción que tendremos las oportunidades de dar el máximo, de superarnos, y seguir creciendo.

 

Ese sistema interno arrojó, por medio del Ranking Nacional, que refleja el rendimiento de los deportistas en los torneos oficiales, tanto en damas como en caballeros, 4 jugadores de cada rama que clasificaron directo al Mundial 2016, en caballeros la regla confirmó un 5to Uruguayo residiendo en el extranjero, y en damas una 5ta y 6ta también residiendo en el exterior. Con ese margen, y en ese equilibrio, el técnico masculino eligió 3 jugadores (también dentro del Ranking Nacional) para completar los 8 caballeros, mientras que en femenino el margen fue de 2 jugadoras.

 

 

Alcanzar el 4to puesto del Mundo por Equipos (rama masculina):

 

Primero los protagonistas, quienes conquistaron ese logro, fueron: Agustín Caorsi, Franco Soria, Ignacio Artía, Diego Ramos, Federico Chiribao, Valentín Piastri, André Trindade, y Lucas Agesta. Mientras que su coach fue el entrenador Alejandro Souza.

 

Los Mundiales se juegan con una modalidad de Open en paralelo (o sea un Mundial por parejas nacionales) que distribuye parejas de los países en un fixture de eliminación simple. En ese contexto, Uruguay, como parte de los países (lo mostraron claramente Argentina y España en este último) prioriza por sobre todo la competición por Equipos, ello debido al desgaste que significa llegar al evento, y la cantidad de juegos, que implica jugar prácticamente todos los días, y en muchos casos 2 veces por día. El evento reúne a casi 300 deportistas y debe terminarse en una semana.

 

En el caso de los Caballeros, la decisión técnica fue la de inscribir a 6 jugadores del Equipo en la competición de Open, esta comenzaría primero, y daría una ventaja si el desgaste no era alto, en función de que Uruguay llegó el día anterior al comienzo del torneo, y tiene que adaptarse a las superficies (césped sintético y vidrio) diferentes a las que entrenan habitualmente, también la presión atmosférica, el cambio de horario, y un viaje de América a Europa (Lisboa) con una escala, que implicó casi 20hs hasta el destino final. Por su parte la AAP dio lugar a una pareja que no estaba en el equipo la posibilidad de representar al país en esa modalidad, allí los Uruguayos John López y Mauricio Corbo completaron los 4 cupos (Agesta y Soria no jugaron Open).

 

No siendo la prioridad, justamente la falta de las mega estrellas en ese fixture, hizo que, con los puntos del Uruguayo Diego Ramos (actual 50° del Ranking Mundial), que jugó en pareja con Federico Chiribao, salieran de pareja clasificada N°2. Los españoles Cepero/Lebrón, a la postre Campeones en esa modalidad, fueron los cabeza de serie N°1. Ramos/Chiribao tuvieron un comienzo durísimo, y fueron vencidos por los Brasileños Joao Flores y Stefano Flores por 2/6 5/7. La pareja de “solo Open” conformada por Mauricio Corbo y John López también fue abatida por los Suecos Bjorn Mossberg y Christoffer Sonesson por 0/6 0/6. Agustín Caorsi y André Trindade cayeron frente a los Alemanes Daniel Lingen y Torsten Greif 2/6 6/7 (8). Ignacio Artía y Valentín Piastri, en cancha central y en partidazo, fueron eliminados por los Suecos Andreas Palsson y Bobby Seger por 7/6 (5) 4/6 6/7 (5). De esa forma, y en un primer día de competencia, los Uruguayos quedaron eliminados del fixture de Open, lo que pudo tener un efecto positivo para la competencia principal de Equipos, en función de la adaptación, pero también el llamado de atención por el alto nivel demostrado por los jugadores integrantes de los demás países.

 

Los celestes sabían que cada desafío por Equipos iba a ser una dura final.

 

 

 

Con ese panorama dio inicio la competición por Equipos, nuestro país tenía en su zona (grupo A) al Campeón vigente; Argentina, con todas sus estrellas, a EEUU, y Austria que llegaba luego de clasificar venciendo a países que no pudieron entrar a la disputa de la copa del Mundo.

 

El primer choque se dio contra EEUU, a quien nuestro país superó por 2-1, el primer punto lo ganaron con autoridad Agustín Caorsi y Diego Ramos a Mike May y José Arizpe por 6/0 6/0, en el segundo USA igualó la serie, André Trindade y Franco Soria fueron superados por John Chun y Ricardo Alcántara por 5/7 2/6. Mientras que cerraron la llave, con una gran victoria para Uruguay, Ignacio Artía y Federico Chiribao, que derrotaron a Adrián Beltramino y Francisco Riveroll por 7/5 6/1 (mirá aquí la emocionante definición del último punto: www.facebook.com/padel.com.uy/videos/1435808726444333/).

 

Con ese resultado Uruguay se las vio a la mañana siguiente con Argentina (a la postre Campeón) y sus top ten mundiales, abrió la llave nada menos que el increíble Fernando Belasteguín quien junto a Maxi Grabiel, derrotaron a Federico Chiribao y André Trindade por 6/1 6/1, luego Agustín G. Silingo y Daniel Gutiérrez vencieron a Lucas Agesta y Diego Ramos por 6/2 6/0, Miguel Lamperti y Adrián Allemandi hicieron lo propio con Ignacio Artía y Agustín Caorsi por 6/1 6/0, con una Argentina que demostró el porqué son los reyes de este deporte en la rama masculina en el Mundo.

 

 

A la tarde Uruguay se las vería con Austria, contra quienes sabía era otra final, la derrota llevaría a nuestro país a tener que disputar los lugares 8 al 16 con riesgo de quedar fuera de zona de clasificación para el siguiente Mundial, mientras que el triunfo aseguraría la clasificación para el 2018 y daría un paso más pudiendo disputar los 4tos de final contra el primero del grupo C. Había una presión natural en el Equipo, y así se fue contra Austria. En el primer desafío Lucas Agesta y André Trindade vencieron trabajosamente a Christoff Krenn y Gustavo Scholdbauer por 6/3 7/6. En el segundo enfrentamiento Diego Ramos y Franco Soria le dieron el triunfo y pase a 4tos al país al imponerse con un gran juego a David Alten y Mathias Ederer por 6/4 6/3. El tercer punto, ya con la llave cerrada, fue ganado por los austriacos Dominik Bierent y Kristopher Sotiriu que derrotaron a Agustín Caorsi y Federico Chiribao por 6/4 6/1*. (*con retirada por una molestia física de Chiribao en el 2do Set)

 

Uruguay disfrutó su pase a 4tos, pero sabía que aún quedaba mucho, y que debería enfrentar al día siguiente a Paraguay, país que en los últimos 2 Mundiales fue cabeza de serie 3, y que había derrotado a varios de estos mismos jugadores en 2012 en la disputa por el 3er puesto del Mundo, y que en el antecedente más reciente, el Sudamericano del 2015, había ganado por 3-0 a nuestro país. Además Paraguay venía demostrando su poderío al derrotar en su grupo a las poderosas Selecciones de Italia, Francia y Bélgica, y así quedar primeros. Había claros favoritos, y no eran los Uruguayos, aunque los Celestes pensaban distinto…

 

Y como en un libreto de película, Uruguay se enfrentó a Paraguay, en el primer partido los guaraníes salieron con Samuel Militos y Rodrigo Gómez, que vencieron a Agustín Caorsi e Ignacio Artía por 6/2 6/1, y así marcar el primer punto con autoridad. En el segundo encuentro entraron a la cancha el joven Franco Soria junto a Diego Ramos, que enfrentaron a José Benítez y Christian Hahn, con un impresionante desempeño de los Uruguayos, quienes vencieron 6/4 6/1, igualando la serie y emparejando la balanza. Es un Mundial, ya las gradas estaban llenas y personas de varios países, atraídos por el aliento de las tribunas, se acercaron a vibrar la definición, allí entraron a la pista, por el lado de Uruguay, Federico Chiribao y André Trindade, mientras que Paraguay formó con Rubén Duarte y Diego González. Fue un partido con una gran carga emocional, pero los representantes Uruguayos dejaron afuera los “favoritismos” y con un juego brillante, derrotaron a sus rivales por 6/4 6/2, generando el festejo del equipo celeste que no paró de alentar desde las gradas hasta el último punto (mirá aquí la emocionante definición del último punto para alcanzar las semifinales del mundo: www.facebook.com/padel.com.uy/videos/1438031399555399/).

 

Uruguay demostró que tiene coraje, un gran nivel de juego, y lo hizo donde se debe, dentro de la cancha. Hay que tomar en cuenta que sus dos últimos partidos para pasar a semis los ganó en dos Sets, y en cada uno de esos segundos sets cedieron únicamente 1 y 2 games, respectivamente, de frente a sus rivales. Uruguay fue superior ante un gran rival y no dejó margen para la duda. También vale señalar el respeto que merece el Equipo de Paraguay, quienes, como se aprecia en el video, pelearon con garra hasta la última pelota, y que además supieron demostrar que siguen encumbrados en el ranking Mundial, ya que luego de esa dura derrota supieron reponerse y ganaron de corrido, primero a Gran Bretaña por 3-0 y luego a Italia (a quien había ya superado en la zona 2-1) también por 3-0, y así finalizar en la 5ta posición del Mundo.

 

La algarabía de los Uruguayos fue tremenda, Uruguay, al igual que en 2012, estaba nuevamente en una semifinal del mundo!!

 

 

Los deportistas celestes sabían que lo que venía era durísimo, enfrentar a España, que tiene en su haber 3 Campeonatos del Mundo, y 8 sub campeonatos. Con una situación parecida a la de ir contra Argentina, ya que debían enfrentarse a los mismos jugadores que ven por streaming compitiendo en el Circuito World Pádel Tour (véase aquí el Circuito Profesional: www.youtube.com/user/WorldPadelTourAJPP). Pero sin embargo los jugadores salieron a la cancha a dar su máximo, porqué más allá de las distancias, se habían ganado la oportunidad de confrontar con una de las máximas potencias (parecido a si Uruguay alcanzara una semifinal de Rugby y se las viera con los All blacks) y así lo hicieron. En la cancha sucedió lo que se preveía, una España que no regaló nada y que hizo brillar a sus estrellas, hay que tomar en cuenta que los representantes de España estaban con el objetivo fijo, y su casi obsesión; vencer a Argentina en la final del Mundo. En el primer partido Uruguay formó con Chiribao/Ramos, que perdieron frente a “Willy” Lahoz y Aday Santana por 0/6 1/6, en el segundo Soria/Caorsi fueron superados por “Paquito” Navarro y Matías Díaz por 0/6 1/6, y en el tercero Valentín Piastri y Lucas Agesta fueron derrotados nada menos que por Juan Martín Díaz y “Juani” Mieres por 0/6 0/6.

 

Luego de eso Uruguay se enfrentó por el 3er puesto frente a Brasil, que llegó al Mundial con un tremendo Equipo, liderado por su estrella Julio Julianoti, donde esperaba hacer un poco más, pero no le fue posible, perdiendo el primer partido Caorsi/Artía contra Lucas Campagnolo y “Juninho” Julianoti por 1/6 0/6, el segundo lo disputaron Ramos/Soria contra “Chico” Gomes y Lucas Cunha cayendo 0/6 2/6, y en el tercero Chiribao/Trindade fueron vencidos por Joao Flores y Lucas Bergamini por 4/6 0/6.

 

Y con ese final contra Brasil quizá valga la reflexión y análisis en la preparación, mirando siempre hacia arriba, porqué ese mismo Brasil, que tiene a la mayoría de sus competidores viviendo en su país, demostró una preparación impecable, y altísimo nivel deportivo, incluso dándole un “susto” al multicampeón Argentina, cuando los vencieron en el primer punto en la semifinal, para finalmente perder por 1-2.

 

Uruguay, una vez más de la mano de la AAP, con ese camino recorrido en el Mundial Absoluto 2016, se volvió a meter entre los 4 mejores del Mundo, en un Pádel hipercompetitivo, con todas las Selecciones Nacionales conformadas por deportistas que, al margen de recibir o no una remuneración, están preparados como profesionales, porqué el Profesionalismo para un deportista va más allá de una retribución económica, sino que se transforma en un estilo de vida, en una manera de comportarse, de mentalizarse, y de mirar hacia los objetivos con el deseo de progresar, allí entra el sacrificio personal, la conciencia grupal, y en este caso el gran trabajo en Equipo que, más allá de los destaques personales (y los hubo) es lo que permite en este tipo de competiciones ir un poco más lejos, la energía del grupo, la motivación, la empatía, el aliento, y los deseos de superación se transmiten. Las características personales siempre son diversas y variadas, pero cuando el objetivo es uno, y hay clara comprensión de eso, las ilusiones se hacen realidad. En este proceso el Equipo lo consiguió con creces, pudo plasmarlo en la cancha, y allí proyectarlo.

 

También hay que destacar un eslabón importante en este resultado, que fue la labor de coaching que ejerció el entrenador Alejandro Souza, donde sin dudas que tuvo aciertos, en un Mundial donde el 80% de los desafíos entre todos los países se dio con resultados de series 2-1, la estrategia de conformación de parejas, así como el orden de disputa, fue factor fundamental en las definiciones.

 

A partir de este Mundial, con el nuevo sistema de competición aplicado, se juega solo con 4 cabezas de serie fijos, mientras que los demás países se sortean por franjas.

 

Para el 2018 se prevé una clasificación durísima, donde pugnarán por entrar al cuadro principal (que otorgará 6 plazas en cada rama) unos 15/20 países.

 

En 2018, URUGUAY, acompañando a las 3 potencias, completará los únicos 4 cabezas de serie!!

 

FELICITACIONES A TODO EL EQUIPO!!

 

 

Un destacable 8vo puesto del Mundo (rama femenina):

 

El padel femenino en Uruguay tiene una rica historia, desde la época en que “Tati” Ruiz lideraba la Selección Nacional, y que supo ser premiada como la mejor jugadora del Mundo en el primer Mundial disputado en España en 1992. Y en 1994 refrendando, en contra de los pronósticos, al alcanzar la final del Mundo por parejas. Sucesivamente Uruguay ha producido excelentes jugadoras, y en los últimos tiempos lo ha sabido demostrar, con títulos individuales en torneos Internacionales, así como el bronce que se ganó en el Sudamericano 2015. También vale decir que la relación de mujeres practicantes en el país, en comparación con los varones, es por debajo, y eso da más merito a las jugadoras porqué en la competencia interna femenina la exigencia se ve mermada, más allá de que por ese motivo varias se mezclan en categorías de caballeros.

 

 

El Equipo femenino, tuvo como protagonistas a: Claudia Fernández, Mariana Núñez, Carolina Sampaio, Natalia Ambrosoni, Mayra Mega, Inés Carriquiry, Andreina de Los Santos y Cristina Pintos. Mientras que su coach fue el Profesor Mauricio Corbo.

 

También en este caso el consenso técnico llevó a inscribir en la modalidad de Open a 3 parejas, una de ellas con una jugadora que no estaba en el Equipo, Daniela Pintos, quien conformó dupla con su hermana Cristina. Además fueron inscriptas Claudia Fernández y Andreina de Los Santos, y Carolina Sampaio con Inés Carriquiry.

 

El fixture de Damas en Open, era muy duro, todas las estrellas del deporte femenino sí estaban, probablemente motivadas por qué en el sistema de juego de equipos femenino (al menos hasta este Mundial), tendrían menos partidos, lo que les daba ese aliento necesario. La que podría denominarse como pareja 1 de Uruguay, Claudia Fernández y Andreina de Los Santos (cabeza de serie N°9) se las vieron con la pareja Francesa conformada por Audrey Casanova y Laura Clergue, donde fueron superadas por 6/7 (0) 1/6. Por su parte las hermanas Daniela y Cristina Pintos, debieron enfrentarse a las Portuguesas Katia Rodrigues y Sofía Araújo, las que no les dieron chances, venciéndolas 0/6 1/6. Mientras que Inés Carriquiry y Carolina Sampaio ganaron su primer partido a las Chilenas Macarena Lobo y Sofía Risi por 6/3 6/1, pero se vieron impedidas de seguir avanzando al caer en un duro cotejo contra las Mexicanas Aranzazu Gallardo y Fabiola Talayero 3/6 6/4 0/6.

 

Todo estaba listo para la competición por Equipos, en su grupo (D) las Damas tenían a Chile, y a Italia (cabeza de serie N°4). Las féminas Uruguayas eran favoritas frente a Chile, pero no contra Italia. En ese contexto jugaron la primera fase por Equipos confirmando su supremacía frente a Chile. El primer partido encontró a Mariana Nuñez y Andreína de Los Santos que vencieron a Giannina Alvarez y Trinidad Danus por 6/3 6/2, el segundo fue conquistado por Claudia Fernandez y Mayra Mega que superaron a Paz Obrecht y Sofía Quezada por 6/0 6/2. Y completaron el pleno Carolina Sampaio e Inés Carriquiry ganándoles a Sofía Risi y Solange Pino por 6/2 6/2. Entonces, las Uruguayas se jugaban el todo por el todo contra Italia, a fin de intentar conquistar el 1er puesto del grupo. En el primer partido Andreina de Los Santos y Mariana Núñez se las vieron con Martina Lombardi y Martina Camorani a las que vencieron por 6/2 7/5, encendiendo la ilusión celeste. En el segundo Italia emparejó la serie frente a Mayra Mega y Natalia Ambrosoni que fueron superadas por Sandrina Testud y Laura Pollacci 2/6 2/6. Y el cierre, cargado de tensión y emoción, se dio con Claudia Fernández e Inés Carriquiry que, con excelentes desempeños, le dieron el punto decisivo a Uruguay venciendo a Micaela Moroni y Sandra Celata por 6/1 7/5, desatando el merecido festejo de las Uruguayas, que se quedaban con el N°1 del grupo!

 

Pero luego del festejo las celestes sabían que aún quedaba mucho por delante (con el sistema anterior hubiesen pasado directo a semis) ya que su pase era a 4tos, contra la 2da del grupo B, conformado nada menos que por Argentina, Suecia y Bélgica. Con Argentina primera en ese grupo, el enfrentamiento se dio contra las Suecas, y una Selección muy dura.

 

Las Celestes salieron a dar el máximo, las primeras en entrar a la cancha fueron Andreina de Los Santos y Mariana Núñez, quienes con un juego irregular, fueron vencidas por Antonette Andersson y Biljana Gajik 4/6 0/6. El segundo encuentro lo disputaron Carolina Sampaio y Mayra Mega, que fueron derrotadas sin atenuantes por Ebba Stedt y Anna Svedenhov por 1/6 0/6 y acabar con las ilusiones Uruguayas de meterse en semifinales. El tercer punto lo jugaron Claudia Fernández e Inés Carriquiry que, con el orgullo a flor de piel, superaron en un durísimo partido a Sofía Arvidsson y Sandra Andersson por 7/5 6/3, y cerrar 1-2 la llave.

 

La derrota estaba dentro de lo probable, y las Suecas mostraron a la postre el gran equipo que tenían al quedar en el 4to puesto del mundo, perdiendo el 3ro con Brasil por 1-2, con un tercer partido definitorio muy parejo.

 

A pesar del "golpe", las Uruguayas debían reponerse y seguir en la lucha por posiciones. En ese contexto enfrentaron primero al anfitrión Portugal, que salieron con Katia Rodriguez y Sofía Araújo, quienes vencieron a  Andreina De Los Santos e Inés Carriquiry por 6/2 6/4. Luego Marina Alfonso y Katarina Almeida, se enfrentaron con las Uruguayas Claudia Fernandez y Mayra Mega, que igualaron la serie al vencer a las portuguesas por 6/2 6/4. Ya en el decisivo encuentro Margarida Fernandez con Diana Silva, no dieron margen a nuestras representantes y les ganaron a Carolina Sampaio y Mariana Núñez por 6/0 6/0, cerrando la llave por 2-1 a favor de Portugal. Luego vino la última batalla por el 7mo lugar frente a México, donde las Uruguayas formaron con Nuñez/Ambrosoni, Fernandez/Carriquiry y De Los Santos/Mega, pero fueron vencidas por Almudena Cuesta y Ana María Cabrejas, Aranzazu Gallardo y Fabiola Talayero, y Ana Moreno con Natalia Blanco. Más allá de que la “esperanza” acabó en el 2do partido debido a que Claudia Fernández tuvo que retirarse por una recarga muscular.

 

De esa manera las Uruguayas finalizaron en la 8va posición del Mundo, lo que es una ubicación destacable en la coyuntura actual, y asegurando la Clasificación para el 2018, pero que vale decirlo no dejó satisfechas a las jugadoras ni cuerpo técnico, porqué acariciaron las semifinales, y tuvieron en definitiva un gran desempeño, pero que aceptaron con la cabeza en alto, ya que dieron el máximo y conocen las circunstancias que puede deparar el deporte en la alta competencia.

 

 

Vale reconocer el esfuerzo y desempeño de las jugadoras celestes, así como el del coach Mauricio Corbo, que dejaron a Uruguay entre los 8 mejores del Mundo, y que probablemente irá por más en las siguientes competencias, tanto regionales como Internacionales!

 

La Delegación Celeste fue completada por su Presidente, D. Diego Miller, quien además fue reelecto para un nuevo mandato como Vicepresidente de la FIP por un nuevo ciclo olímpico, así como el Dr. Gabriel Souto que acompañó una vez más al Equipo Nacional.

 

Desde la AAP enviamos un mensaje de felicitaciones a toda la Delegación, a los principales protagonistas que son los deportistas, por dejar el máximo en cada partido, representando con honor al país.

 

Queda mucho más por delante, y seguimos avanzando!!

 

 

Imágenes de Uruguay en el Campeonato del Mundo, con un clic aquí: padel.com.uy

 

Uruguay en la ceremonia inaugural aquí: www.youtube.com/watch

 

Reviví puntos Uruguayos del Mundial de Portugal aquí: www.youtube.com/watch

 

Posiciones finales del XIII°  Mundial Absoluto 2016: www.padel.com.uy 

Asociación de Padel del Uruguay
Tel: +59895146560
Andes 1365 OF: 1105
Montevideo Uruguay